Llámanos 915604567
C/ Antonio de Leyva, 8 28019 Madrid

Daños por agua: Filtraciones, goteras, humedades por condensación y tuberías.


byOscar Merino

Date :- 11 dic

El 80% de las incidencias a lo largo de la vida de la comunidad de propietarios proviene de daños por agua originadas por filtraciones, goteras y manchas de condensación. Hay que añadir roturas de ascendentes y bajantes, estas últimas no las trataremos en este artículo.

No es evidente la calificación del origen del daño por agua. Por lo que es conveniente que lo vea un profesional especializado, bien sea experto en aislamientos, perito o fontanero. Conviene seguir ciertos pasos para seguir la actuación adecuada y no demorarlo en el tiempo. Nuestro protocolo en el despacho:

Se descarta si hay una bajante donde se manifiesta la humedad.
Se tiene en cuenta si es un bajo o última planta.
Si proviene del subsuelo, fachada, cerramiento o tejado.
Si la mancha donde se manifiesta está fresca, seca, tiene moho, qué tipo de moho y qué color.
Qué propietarios están involucrados, varios en la misma vertical o en la misma planta.

Es muy habitual que el propietario confunda manchas de condensación con manchas de humedad procedente de goteras / filtraciones. Y más cómodo pedirle a la comunidad que las arregle. El problema es que la humedad por condensación son tan fáciles de quitar como difíciles de aplicar las acciones necesarias para eliminarlas.

Las manchas de condensación se producen por el contraste de temperaturas exteriores al edificio (bajas) e interiores a la vivienda (altas) y el porcentaje de humedad relativo del ambiente en el interior de la vivienda. Se provoca el efecto rocío en paredes y ventanas, mojando la pared. Se produce principalmente detrás de muebles que no dejan ventilar la pared, por ejemplo detrás de armarios, sofás, camas, debajo de ventanas.
Sobre todo se produce este efecto en estaciones lluviosas (húmedas) y frías (de Diciembre a Marzo en Madrid)
Las manchas de condensación son un problema privativo y no depende de la comunidad, a no ser que la comunidad decida realizar una actuación de todo el edificio (bastante cara).

Se puede quitar o reducir mucho la humedad por condensación cambiando hábitos y comportamientos:

  1. Adecuando el número de moradores por metro cuadrado de la vivienda.
  2. Ventilación diaria cruzada
  3. Tendiendo la ropa de la lavadora fuera de casa
  4. Cocinando con la ventana abierta
  5. Ventilando el baño después de cada ducha baño y ventilando diariamente.
  6. Instalando un deshumificador o mejor aún, un aire acondicionado con la función «Dry».